lunes, mayo 23

Diario para el recuerdo

Últimamente las cosas no me están saliendo como yo quiero en el instituto.
Cada vez odio más los estudios, antes podía estudiarme una cosa 20 min. antes del
examen que igual sacaba un 8, ahora es completamente al revés.
¿Qué pasa? Métete a ciencias tiene más salidas. Al fin y al cabo no es para tanto,
es solo entenderlo y no tienes que estudiar mucho, solo practicar.
Yo no quiero especializarme en un campo en concreto, quizá no sea el modelo
ideal de mente abierta pero lo que más me gustaría hacer sería viajar y aprender
por mí mismo. Conocer el mundo con mis propios medios y no depender de unos
políticos que te ofrecen oro por un maldito voto. Quiero hacer fotografías imposibles
y llenas de significado de rincones que ni siquiera sabía que estaban habitados.
No quiero depender de un trabajo para ganar dinero y estar amargado cada fín de mes
haciendo algo que realmente no me gusta, simplemente me cobran más.

Ninguno de vosotros me representais. 
Revolución por el cambio, unos lo hacen mal y los otros critican. Yo no soy antisistema, el sistema es anti-yo.
 Dejad de engañar al pueblo.
Conocer la filosofía y modo de vida de otras culturas, ayudar a los que realmente no
tienen opción ni de decidir cuando quieren parar de trabajar, conocer mundo, conocerme a mí mismo.
Poder mirar atrás cuando sea viejo y decir con un suspiro.... aquello era libertad.
Amar de verdad, lejos de intereses o prejuicios, con miedo de lo que piense la gente.
Alquilar una caravana y saborear de cada kilómetro recorrido, tirarme en paracaídas,
bucear, esquiar, surfear, escalar, soñar...
Las vegas, California, Las cataratas del Iguazú, Brujas, Atenas, Japón, Moscú, Amazonas,
El Cairo, Canadá, Los fiordos noruegos, ver la aurora boreal y... volver a París.

¿Alguien me acompaña a alguno?

Espero que te hayas fijado en el título de la entrada héroe. Esto va por tí.
He oido que vas a renunciar a tu co-razón y me gustaría saber muy seriamente por qué
o al menos que significado tiene eso para tí. Hasta estos días no me habías dicho quién
era esa chica que la hacías llamar o se hacía llamar Persefone.
Para mí renunciar a mi co-razón es como renunciar a mí mismo.

Paso canciones una tras otra en mi ipod, ninguna tiene un significado relevante para mí, pero
de repente me detengo en una canción en especial, Stand by.
Sueño que sueño con ella, ella, la que está en mi cabeza tan a menudo, que me hace sonreir
cuando el resto no funciona. Diario del recuerdo para aquellos días que alzas la cabeza al vuelo
y la razón por la que sigues adelante es ese simple ella.
Nunca se olvida, simplemente se supera para dar lugar a otro ella pero de una manera mas madura.
Te das cuenta de cosas como que la felicidad lo acabas hallando en simples tonterías, y frases
hechas con las iniciales de vuestros nombres. Te das cuenta de que el amor no se hace, se siente.


3 comentarios:

  1. sólo tres palabras: lucha-por-ti
    por ti y sólo por ti. tú lo mereces...los demás van después ;)

    ResponderEliminar